Con el mismo entusiasmo y la gran fe que se tiene hacia la Virgen de Guadalupe, se cumplieron 20 años de la Carrera Antorcha Guadalupana.

Esta carrera inició en 1997, cuando los compañeros del campamento Amacuzac,  viéndose amenazados en su fuente de empleo, tomaron la decisión de organizar una carrera donde nuestro compañero Martín Curiel, en ese entonces Secretario Adjunto, en el Comité Ejecutivo Nacional, formó parte.

El objetivo fue y seguirá siendo, postrarse ante la imagen de la Virgen en el Tepeyac, rogando para que los compañeros trabajadores de CAPUFE en todo el país, conserven su trabajo.

Desde hace 20 años, se acude el día 11 de diciembre a la Basílica de Guadalupe y de regreso, en relevos, los compañeros y familiares, inician la carrera desde la Caseta de Tlalpan, hasta el campamento Amacuzac, pasando por los campamentos de Parres y la Pera, siendo hoy la primera ocasión en la que se pasa a las instalaciones del Comité Ejecutivo Nacional a dejar el fuego y a cantarle las mañanitas a las imágenes de la Virgen de Guadalupe que ahí se tienen.

Es nuestro Líder Nacional desde 1997, quien inicia esta significativa manda, y poco a poco se han ido sumando integrantes del C.E.N.

El día 12 de diciembre aproximadamente a las 7 de la mañana, los corredores llegaron al campamento, a quienes sus familiares y amigos los recibieron llenos de emoción.

Nuestra fe no consiste en que a los creyentes les sale todo bien porque Dios está con ellos para evitarles los males de la vida. Nuestra fe consiste en que Dios está con nosotros para saber vivir, aun en medio del mal.

Y por esa razón, la fe que ha movido para llevar a cabo esta carrera durante 20 años, nos ha dado la fortaleza para vivir y seguir trabajando aun en medio de amenazas de despido, haciendo nuestras labores cada día mejor, dando lo que nos corresponde y teniendo la fe de que vendrán tiempos mejores.

VER FOTOGRAFIAS.